domingo, agosto 05, 2007

HABLEMOS DEL EBRO ( II )

Estos días, típicos del estiaje, el Ebro baja con muy poco caudal. Menos de un metro (como vemos en la foto sacada ayer a la altura del Puente de Santiago) y por debajo del caudal ecológico, es decir, el caudal necesario para que flora y fauna vivan en el río. Según se informó ayer, el Ebro transportaba mil litros por segundo menos de los que requiere su ecosistema. Tanto en esta foto, como en la siguiente, se deja entrever entre el agua turbia, la base del río y las algas que en él viven.



Las obras de la Expo tampoco ayudan. Los residuos que se vierten por la construcción de puentes y pasarelas, han creado islas en el cauce, como se puede ver en el tramo frente a Helios.

Parece que ahora empiezan a limpiar las riberas, que hasta la fecha no eran más que un ejemplo de naturaleza dejada a su libre albedrío, que más que un parque de ribera, parecía un estercolero, no ya porque el Ayuntamiento no lo limpie, que no lo hace, sino porque también hay ciudadanos que lo consideran su contenedor de basura particular.

Por lo cual, pese a las protestas de los ecologistas, será necesario dragar el río.

He dicho en varias ocasiones que el río, tal cual lo tenemos, no es algo de lo que sentirse orgulloso. Todas las corporaciones hasta ahora, excepto en tiempos de la Alcaldesa Rudi, amante de las flores, (e incluso sus actuaciones fueron de dudosa valoración) se han dedicado a mantener el río como la gran cicatriz que separa ambas márgenes.

Y me gustaría añadir, que tal y como teníamos el río hasta ahora, no era un río salvaje, señores ecologistas... era un río abandonado. La nueva imagen, aunque ciertamente, tenga influencia la mano del hombre, creo que va a suponer un cambio radical del río, y un avance para que todos podamos disfrutar de él.

3 comentarios:

MaStErJsL dijo...

Bueno, hoy he pasado por el Puente de Santiago, y ciertamente es un estercolero. He podido ver hasta una señal triangular de obra, que algun descerebrado ha tirado al rio.

Carlos Mata dijo...

Los ecologistas sólo pedimos que se cumpla la legislación vigente, empezando por la directiva marco del agua. Lo decimos claro, se están vulnerando los diferentes niveles de legislaciones y desde el ayuntamiento se dicen unas cuantas majaderías... La EXPO no puede ser coartada para graves actuaciones que vulneren la letra y el espíritu de la ley.

Chusanch dijo...

Yo sólo sé, que el mantener el Ebro en su estado actual no es lo que quiero como ciudadano. Si las canalizaciones, dragados, y navegabilidades son buenas para otras ciudades, no entiendo porqué no ha de serlo para nosotros.

Está claro que hay que proteger el río, cuando éste tiene algo que recuperar. Así pues, seguiré apoyando la "destrucción" del río, bajo el punto de vista ecologista, si con ello, tenemos un rio limpio, y podemos disfrutar del mismo.