domingo, agosto 05, 2007

HABLEMOS DEL EBRO ( I )

La navegabilidad del Ebro está dando mucho que hablar, y parece que va encaminada a que no se haga nada. El mismo tipo de discusión ocurrió con el tema del tranvía, que tuvo que terminar usando la mayoría política para poder avanzar. Parece que en esta ciudad no podemos negociar y solo queremos que se haga política de "Porque lo digo yo".

Podremos estar unos y otros a favor del canal, o no. Ayer estuve viendo el arco en cuestión... y francamente, la base que ciertos sectores no quieren tocar, está bastante dañada. La verdad es que poner en riesgo nuestro Puente de Piedra, no es bueno. Quiero suponer, y son muchas suposiciones, que los estudios habrán intentado que dicho canal no tenga efectos negativos en el puente. Creo que antes de cerrarse de banda ante el avance de una ciudad hay que recapacitar un poco.

Empecemos por que el Puente de Piedra es un monumento protegido. Lo está y así debe continuar, para asegurarnos que sigue estando durante muchos años. No obstante, esto no ha de suponer un problema para el desarrollo de la ciudad. El Ayuntamiento ha propuesto la creación de un canal bajo un único arco, con lo que el "daño" al que se somete al puente es mínimo. Además, parece que la zona a reformar es relativamente nueva, de principios del siglo pasado, y claramente necesita una restauración, pues lo que queda y nada, es lo mismo.

Si con esta reforma, conseguimos no solo la navegabilidad del Ebro, sino consolidar la estructura del puente, será algo positivo, no ya para dicha infraestructura, sino para el disfrute de la ciudad del Ebro. ( lo de los 12 Euros por viaje... creo que tendría que recalcularse... Ni siquiera el bus turístico cuesta tanto).

2 comentarios:

Carlos Mata dijo...

Hablas es estudios, y te muestras optimista respecto a ellos. Me gustaría verlos... si es que existen..

Chusanch dijo...

No puedo demostrar que existan, pero quiero pensar, que nuestros políticos afirman sus actuaciones con datos. Si no los tienen, tendría que haber repercusiones políticas.