domingo, diciembre 09, 2012

LOS PASAJEROS QUE SE ESPERAN PARA EL AÑO QUE VIENE

EPA publica los escasos datos de ocupación que se esperan para el año que viene parael transporte público de Zaragoza:

Se prevé que tenga el autobús urbano en el 2013. De ellos, el 99,8% usará los vehículos de la red diurna, y solo el 0,2% (165.233 usos) emplearán los llamados búhos. Por líneas, la más utilizada será la 33 (Venecia-Delicias), que acumularía 6,3 millones de usuarios; seguida por la 23 (La Paz-Valle de Broto), con 6,2 millones; y la 39 (Pinares de Venecia-Vadorrey), que tendría 5,6. Entre las menos usadas, la línea 56 (Valdespartera-tranvía), en la que se prevén 116.000 usuarios, similar a la lanzadera a Arcosur, para la que se esperan 165.788.

Con que al final de año publicaran los datos de utilización de cada línea, sería un avance... me parece curioso la remontada de la 39... pero ciertamente, es una línea que en hora punta, transporta bastante pasajeros... y si el 32 no llega al centro, es probable que se traspasen a la 39....

Me llama la atención la precisión de las cifras: 165788 pasajeros en una línea que no está ni en marcha, ni saben cómo va a funcionar... pero saben que van a  ser... 165.788... y no dicen decimales porque no les habrá salido al hacer la cuenta... o igual sí... pero les ha parecido mal decirlo... En fin, que con haber dicho 165.000 hubiera quedado más creíble que con esa cifra ridícula... de todas formas, al año que viene, ya no nos acordaremos de estas cifras... ni publicarán el número de pasajeros por línea... así que... todo cae en saco roto. 

1 comentario:

Adrián. dijo...

Esos datos son falsos. En el 2010 la 33 tuvo 9 millones de viajeros, es imposible que tenga ahora 6. Dicen que es la que más, pero la que más tiene e incluso han aumentado ha sido la 24. Tiene mas de 8 millones de usos. Han aumentado porque Las Fuentes, para ir a la zona del eje del tranvía, prefiere usar la 24 ya que con el 30 ya no puede. Imagina los de San José cuando les quiten el 40 del eje del tranvía.

Unos datos falsos, vamos. O periodistas...