domingo, noviembre 30, 2008

LOS PROBLEMAS DE LA A-40

Tema complicado. Teruel y Cuenca, tan relacionados, pero tan alejados... Bueno, tampoco hay que dramatizar. Son básicamente 147 kms, de carreteras tortuosas, que han de cruzar el Sistema Ibérico, una zona de alto valor natural.

La naturaleza ha de ser preservada en la medida de lo posible. Está claro que necesitamos tantas masas forestales como tengamos. Las especies protegidas tienen que seguir estándolo.

Pero tampoco podemos parar el progreso. Las comunicaciones, hoy en día, son necesarias. Desde Teruel, se ve como una necesidad esa conexión de la capital bajoaragonesa con la capital manchega para poder, después, acceder a Madrid.

La opción rechazada recientemente es la conexión por Libros. Son aproximadamente 147 kms (datos de Mappy)
No sé si la propuesta siguiente es descabellada. La zona no la conozco mucho, pero viendo el mapa, también está la posibilidad de Albarracín, que supongo también su serranía es de gran alto valor ecológico...

Esta carretera, que es un cúmulo de carreteras secundarias (partiendo desde la N-234 - A-1512 - A-1703 - A-1704 - CU-901 - CM-2106 - CM-2105 - CU-V-9141 - CU-914) realiza un tortuoso recorrido, supongo que provocado por la orografía que, curiosamente, también suma 147 kms y tiempo similar de viaje. Esta opción, simplemente cogiendo el mapa, es más factible de hacerla en línea recta... La orografía, después dirá otra cosa... pero para eso ya hay expertos.

Con esta opción, Albarracín también podría acceder a una comunicación digna.

2 comentarios:

Daniel Andrés dijo...

Como dices tú, es un tema muy delicado. Muchas veces reprocho a la gente de Teruel un cierto victimismo con respecto a Zaragoza, que impide ver las cosas con una cierta racionalidad.
1.- Tienen razón en el tema de comunicaciones de transporte público, pero creo que su solución es más barata y sencilla que poner un AVE a Madrid, que pase por Teruel.
2.- Necesitan mejorar el eje Alcañiz/Cuenca, con muy poco tráfico aunque lento y pesado. Pero creo que una autovía, cara y ecologicamente poco soportable, no es la solución, sino una carretera de calidad, ancha y ligera.
3.- Su despoblamiento es su bendición y su rémora, ambas a la par. Pero creo que una red decente de transporte público, con dos buses diarios mínimos de ida y vuelta, a cada pueblo en rutas racionales que supongan un tiempo máximo de una hora y media con la capital, y una red comarcal de servicios integrados (salud, enseñanza, servicios públicos,...) a menos de media hora, mejoraría la calidad de vida.
Grandes autovías vacías, trenes de alta velocidad sin viajeros,... no mejorarán la para mí una de las zonas más hermosas y desconocidas de España.

La mirada dijo...

Lo que hay que hacer es una autovía con un nuevo trazado y no permitir que el Gobierno de España se escaquee otra vez.