viernes, octubre 24, 2008

LA EXPANSIÓN AL ESTRARRADIO

La ciudad va creciendo y las distancias son cada vez mayores. Las inversiones en infraestructuras, cada vez más caras. Los ayuntamientos tienen que hacerse cargo de los servicios de alumbrado, limpieza, jardines, transporte, ... que generan estas nuevas zonas.
Valdespartera, Montecanal, Rosales del Canal, Arcosur, ... Urbanizaciones que se extienden al sur de la ciudad que poco a poco van habitándose y que sin duda, necesitan de todos estos servicios. También en construcción, un número importante de viviendas para La Paz. En la margen Izquierda, pendiente de construcción, la zona de Avda. Cataluña - antigua fabrica Filtros Mann. Ahora se habla de 10000 viviendas en el entorno de la Ciudad del Transporte. Pero, se nos anuncia, que... Aun hay más...

Creo que tenemos que aprender de los errores a la hora de diseñar estos nuevos barrios. El transporte de estas zonas alejadas debería estar provisto, al mismo tiempo que los vecinos se mudan a esa zona.

Está claro que el autobús no es suficiente para mover a tanta gente. Los raíles son una alternativa necesaria. Sea metro, tranvía, cercanías o metro ligero, la construcción de la infraestructura, debe desarrollarse paralela a la urbanización de la zona.

Varias son las propuestas para la zona sur. El tranvía al centro, es interesante, pero necesitará una conexión con el cercanías (línea C2) para ofrecer un servicio rápido y atractivo, sobretodo, para las zonas mas alejadas del centro, (Arcosur, Montecanal, Rosales del Canal...). El ramal norte de cercanías, la C3, deberá absorber a los pasajeros de las nuevas urbanizaciones y disponer de conexión también con la línea de tranvía.

Solo promoviendo la intermodalidad, conseguiremos dotar a estas zonas de un servicio de transporte digno, evitando, desde el primer día, el uso de vehículo privado, en la medida de lo posible.

1 comentario:

expoobras2008 dijo...

Esperemos que las soluciones (o sucedáneos de ellas) no las tomen como es costumbre, es decir, a posteriori.

Las soluciones de transporte tienen que ir incluidas dentro de la urbanización de estas zonas, y no cuando, ¡oh! sorprendidos, descubramos que al haber construido viviendas la gente tenga la mala costumbre de ir a vivir en ellas, y tener que desplazarse desde las mismas a otros puntos de la ciudad.